CONSULTING CULTURAL

La cultura, al igual que otros derechos sociales como la sanidad o la educación, inclusive el transporte público o las vías por las que circula el transporte privado, es un campo que necesariamente debe ser deficitario, pues aporta un valor añadido de enriquecimiento personal y cohesión social que supera con creces su coste en lo eminentemente económico.

En este “espacio europeo” en el que se inscribe nuestro país, se considera obligación pública ofrecer a los ciudadanos/as el acceso a la cultura, a una oferta variada de propuestas que pueda enriquecer sus vidas, haciéndoles descubrir formas y expresiones que están fuera de los circuitos comerciales de gran consumo.

Una sociedad culta, en donde sus habitantes consumen teatro, música o artes en general en la misma medida que deporte, es una sociedad mucho más confortable y atractiva donde vivir, al estar más cohesionada y disponer de imaginarios colectivos más enriquecidos

Sin embargo, todos estamos de acuerdo en que este imprescindible déficit -al igual que en otros campos- debe ser progresivamente reducido. En la medida en que esta reducción se consiga sin comprometer la actividad, se liberarán recursos para otras necesidades sociales.

…. seguir leyendo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s